viernes, 11 de junio de 2021

El Alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, confirmó

 El Alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, confirmó este viernes que los partidos de la Copa América programados para ser jugados en la “cidade maravilhosa” podrán disputarse en el icónico Maracaná y en el estadio Nilton Santos, pero sin público, “sin ninguna excepción”.

De acuerdo con Paes, los protocolos presentados por la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol) se acogen a lo estipulado en las medidas de la ciudad para evitar la propagación del virus.

Su declaración sale al paso a versiones según las cuales la Conmebol planeaba que la final de la Copa América, prevista para el 10 de julio en el Maracaná, pudiese contar con un número reducido de aficionados en el estadio.

Ello debido a que la ley municipal que prohíbe el público en los estadios de Río de Janeiro rige hasta el 28 de junio, cuando podrá ser renovada o flexibilizada.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, principal avalista de la Copa América en Brasil, también condicionó la realización del torneo a la prohibición del público en los estadios.

Hasta hace una semana, el burgomaestre, no descartaba la prohibición de los encuentros de la Copa América en la “cidade maravilhosa”, la principal sede del campeonato, si la pandemia del coronavirus se agravaba.

De acuerdo con Paes, si se cumplen todas las medidas sanitarias el evento no debe causar ninguna amenaza o daño a la ciudad.

Pese a que la ciudad ha evidenciado una caída en las muertes por covid-19 y en los contagios en las últimas semanas, el riesgo todavía se considera alto en la ciudad, por lo que las medidas que se venían aplicando hasta hoy fueron extendidas hasta el próximo 28 de junio en la capital fluminense.

Las reglas para la Copa América ya estaban bien claras. El decreto firmado por el alcalde prohíbe hinchas en estadios y trae otros protocolos para hoteles y para la circulación por la ciudad. Es un protocolo bien rígido. Las normas de la Copa América están alineadas con las de la Alcaldía. No hay ninguna excepción para ellos y no habrá”, confirmó el secretario de Salud, Daniel Soranz.