lunes, 24 de mayo de 2021

los años y los Rayos fueron vendidos

 Por primera vez en 23 años, el Estadio Azteca no tendrá al América en una Final de Liga MX, a pesar de que su cancha ha sido compartida con clubes como Necaxa y Cruz Azul desde entonces. Si bien la Máquina llegó en el Apertura 2018 a la Gran Final, en esa ocasión enfrentó a los de Coapa.

Para el Invierno 1998, América tuvo que cohabitar el Azteca con nel Necaxa, club que disputó la Ida de la Final ante Chivas en el Coloso de Santa Úrsula para empatar sin goles ante el Rebaño Sagrado, y para la Vuelta, los hidrocálidos ganaron 2-0 y se coronaron.

Pasaron los años y los Rayos fueron vendidos en el 2003 para mudarse a Aguascalientes en donde adoptó al Estadio Victoria como su nueva casa. Desde entonces América se quedó solo en su estadio, ya sin huéspedes como lo fueron Necaxa y la Máquina.

CRUZ AZUL TRASCIENDE COMO LOCAL

Los cementeros volvieron al estadio mundialista para el Apertura 2018 dejando atrás su historia en el Estadio Azul. En dicho torneo, Pedro Caixinha los llevó hasta la Final como líderes, por lo que el América de Miguel Herrera se tuvo que resignar a jugar en calidad de visitante la Vuelta de la serie que terminó ganando 2-0 y obteniendo el campeonato.

Para el Apertura 2019 los azulcremas jugaron la Final ante Monterrey en busca del bicampeonato, sin embargo, los Rayados se coronaron tras una tanda de penales que ganaron 4-2. Desde ese día, el Azteca no había tenido una Final, además de que llegó la pandemia del coronavirus al país y frenó al futbol mexicano.

El domingo, el estadio recibirá a un aforo limitado de afición que llegará con la ilusión de ver a la Máquina coronarse tras 23 años de una racha sin título en la Liga MX, esta vez no será ante las Águilas, pues fueron eliminadas en los Cuartos de Final por Pachuca, por lo que Santos será el rival a vencer para Cruz Azul.