sábado, 22 de mayo de 2021

la repuesta de sus jugadores ante cualquier

 A pesar de los cometarios, lo único cierto es que La Máquina está a 90 minutos de encarar una nueva Final, y parte de ello es debe a la lectura que ha dado Juan Reynoso a cada eliminatoria.

Ahora, Cruz Azul necesita ganarle a los Tuzos en la cancha del estadio Azteca por cualquier marcador o incluso culminar con el cero a cero en el global para meterse en la Gran Final y, como en toda situación, existen pros y contras.

Tras los primeros 90 minutos en casa del Pachuca, Juan Reynoso obtuvo algunas conclusiones importantes.

Por ejemplo, Santiago Giménez, lució desenchufado a lo largo del torneo y pinta para ser determinante el próximo sábado.

Ingresó de cambio en la Bella Airosa y estuvo muy cerca de inclinar la balanza para los celestes, luego roper una larga de sequía de gol ante Toluca.

Otra de las conclusiones positivas es la gran cantidad de variantes y la repuesta de sus jugadores ante cualquier eventualidad, pues el estratega suele modificar sus escuadras sobre la marcha, reforzando el funcionamiento del equipo.

A pesar de ello, hay dos cuestiones que inquietan al cuerpo técnico y son el momento de Orbelín Pineda y Luis Romo.

Ambos arrastran una gran cantidad de partidos disputados entre Liga y Selección y han caído en un esfuerzo físico importante que incluso llevó a Romo a pedir su cambio ante los Tuzos.

Mientras que Pineda ha intercalado entre el banquillo y el terreno de juego por decisión técnica, aunque los dos serán fundamentales en el partido de vuelta.

Harakiri

Grupo Pachuca vetó al Estadio Hidalgo.

Luego de que el inmueble de los Tuzos rompiera el permiso otorgado por las autoridades de salud del estadio, y avalado por la Liga MX, tras aceptar a más de 10 mil asistentes en el encuentro de ida de las Semifinales ante Cruz Azul, la institución informó que, en caso de avanzar a la Final, jugarán su juego en casa a puerta cerrada.

El Grupo Pachuca informa que, en caso de llegar a la Final, jugaremos nuestro partido como locales a puerta cerrada, vetando así a nuestro propio Estadio.

 

En caso de no avanzar a la Final, extenderemos ese veto en los próximos partidos que juguemos como local”, expuso el club.